miércoles, 1 de agosto de 2007

TETANO

El tétanos es una enfermedad que se manifiesta por espasmos musculares incontrolados resultantes de la acción de la potente neurotoxina tetanos pasmina, que es elaborada por el Clostridium tetani. Con frecuencia la enfermedad es letal, en especial en los extremos de la vida, y prevenible por medio de inmunización. Aparece sobre todo en países en vías de desarrollo en neonatos, niños y adultos jóvenes, pero aún podemos ver en los países desarrollados como existen casos en personas mayores de 50 años no inmunizados o inadecuadamente inmunizados.



Tétano
(Trismo o Mandíbula cerrada)








Historia

Fue documentada por primera vez por Hipócrates y existen datos antiguos desde el siglo V antes de Cristo en los que se describe esta enfermedad. La inmunización pasiva contra el tétanos se llevó a cabo por primera vez durante la primera guerra mundial.
El basilo C. tetani se puede encontrar en la tierra, (especialmente en la tierra de cultivo), en las heces e intestinos de caballos, ovejas, ganado bovino, ratas, perros, conejillos de indias y pollos. Sus esporas se pueden encontrar en la tierra, en la superficie de la piel (tanto la de animales como humanos) y debajo de las uñas.



Definición

El tétano es una infección bacteriana que afecta el sistema nervioso. La bacteria del tétano está presente en la tierra, el polvo o el estiércol y entra al organismo a través de alguna herida en la piel. La infección provoca espasmos musculares muy severos. Esto ocasiona el trismo (mandíbula cerrada), lo que impide abrir o cerrar la boca. El tétano puede ser fatal.


Causas
El tétano es causado por la toxina que producen las esporas de la bacteria Clostridium tetani .

Factores de Riesgo

El factor de riesgo es aquello que aumenta la probabilidad de enfermarse o adquirir una afección.
No está vacunado contra el tétano
No actualiza sus vacunas tetánicas regularmente
Utilizar medicamentos o drogas por vía intravenosa
Edad: mayor de 50 años
Tiene úlceras o heridas en la piel
Ha tenido quemaduras
Ha expuesto heridas abiertas a la tierra o a excremento de origen animal

Síntomas

El periodo de incubación del tétanos va de 24 horas a 54 días. El periodo promedio es de unos 8 días. Por lo general, cuanto más alejado del Sistema nervioso central, más largo es el periodo de incubación. Los periodos de incubación y la probabilidad de muerte por tétanos son inversamente proporcionales.


Los síntomas del tétano podrían incluir:

*Dolor de cabeza
*Rigidez en los músculos de la mandíbula o del cuello (mandíbula cerrada)
*Babear o dificultad para tragar
*Rigidez o espasmos musculares
*Sudar
*Fiebre
*Irritabilidad
*Dolor u hormigueo en el lugar de la herida
*Presión arterial alta o baja
*Convulsiones
*Dificultad al respirar
*Latidos del corazón irregulares, muy rápidos o muy lentos
*Ataque cardíaco
*Deshidratación
*Neumonía (una complicación de la infección)

Tratamiento


El tratamiento puede incluir:
*Hospitalización para controlar las complicaciones de la infección
*Abrir y limpiar la herida, o algunas veces se requiere de una cirugía para remover el tejido circundante
*Antibióticos
*Inmunoglobulina tetánica - anticuerpos contra el tétanos que ayudan a neutralizar la toxina del tétanos
*Una vacuna contra el tétanos, si sus vacunas no están actualizadas
*En algunos casos cuando existen problemas para respirar o para tragar, se puede insertar un tubo para respirar por la garganta y ayudar a que fluya la respiración. Se puede realizar una traqueotomía para abrir la garganta y poder respirar.


Prevención

Los siguientes pasos pueden ayudarle a prevenir el tétano:
*Vacunación
*Una serie de vacunas de DPT (difteria, tosferina y tétanos) para los niños de 6 meses a 7 años de edad
*Una vacuna Td (Tétanos-difeteria) cada 10 años para adultos y niños mayores de 7 años
*Cuidado apropiado de las heridas
*Limpie las heridas lo más pronto posible
*Vea a su doctor para que atienda adecuadamente sus heridas




Esta infección está presente en todo el mundo y es frecuente que se desarrolle durante los meses cálidos, por la frecuencia de heridas que se producen en las actividades al aire libre, pero puede ocurrir en cualquier época del año.

El microorganismo productor de la enfermedad es un habitante normal de los suelos y en los intestinos de los seres humanos y animales, por lo que se conecta directamente con las excretas.

Adopta formas de resistencia que le permiten soportar condiciones adversas a su desarrollo, pero cuando penetra al organismo a través de una herida, se vuelve activo y elabora un poderoso veneno capaz de provocar la muerte.

Es fundamental tratar a tiempo esta enfermedad ya que tiene tratamiento medico probado y de no tratarse puede traer consecuencias para el organismo